silencio y desnudez

La flor marchitó,

y lentamente cae su lágrima

para fecundar la tierra;

el vestido se desprendió con suavidad,

desnudez expuesta,

silencio ante lo inevitable.

¿se te acabó la belleza?

Sigues siendo tú;

Llevas tu nombre en la mirada,

aunque los mirones lamente tu devenir;

dónde quedará el rubor de tus mejillas,

dónde la dolorosa pasión de tus espinas,

dónde el aroma de tu cuello

que me hacía cerrar los ojos y ser

en otra dimensión.

Descansa en paz.


25.08.14/ Zapopan JMSG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s