M, de “M”

Interfectus

La trascendencia de vuestra desnudez es inquietantemente inusitada en cada uno de los trazos que delinean con sutileza los soberbios contornos de vuestro cuerpo. Sois, sin duda alguna, las letras perdidas que en vuestros pliegues yacen adormecidas a la espera de ser pronunciadas y escuchadas, de ser impregnadas con la dulzura de una tinta afable en el adusto pergamino de unas manos que osen interrumpir el limpio y vehemente trazo de vuestros muslos para en ellos escribir lo indescriptible de la aducía que, en la lejanía, mi boca a esas letras perdidas exclamar desearen.

La fresca arrogancia de vuestro  rostro, desafiante y orgulloso, posee la jactanciosa magnificencia que la belleza a Xochiquétzal robareis, transmutándoos en altiva Ichpōchtli que a Allah agradezco los ojos míos permitieren contemplar, rodando el mirar sobre el esbelto cuello que a vuestros sobrios y firmes senos me condujeren, aferrándose a la continuidad del trazo que sobre…

Ver la entrada original 96 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s