Misterio

Abrí mis ojos y te encontré

recostada en mi corazón,

acariciando mis recuerdos cuando no estabas aquí,

pero a la vez tan presente en tu voz

tatuada en mi alma;

brincaste los muros, adornaste los suspiros más sublimes,

me encadené a ti,

reo de tu amor, reo tan libre cuando te pienso,

cuando construyo tus labios recreando palabras no dichas.

Pienso en los besos nunca dados,

en la caricia que esta silenciada,

solo puedo alcanzarte con unos versos

susurrados en tu cuello,

puedo besarte entre las líneas

de mis letras secretas,

desnudar tu alma en el rincón de mis pensamientos.

Ahí la música secreta entonada entre tus manos,

cuna de mi corazón;

recuesto mi cabeza en tus piernas para dormirme

entre la jungla de tu cabello, fusionarme en sueños

con la blancura de tu piel, el tacto sutil de tu piel y la mía

que se describen en la oscuridad, que se leen de memoria,

que quiere conocer tu geografía y trazar nuevos senderos

en los límites de tu piel con el pincel de mis dedos.

Quiero respirar en tus labios una idea,

la inmensidad de un deseo, de un anhelo

tan secreto, tan exquisito: ser contigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s