Mirarse en el espejo,

siempre mirarse,

todo puede ser en el espejo,

tanto fracturado como opaco,

quién lo puede decir,

pero hay rostros,

en el reflejo aparecen tantas caras,

sucesos negros que se ven a contraluz

y nuestro ser quiere sumergirse,

entender que eso sucede,

que la incomprensión jalonea el tiempo,

nuestro tiempo,

dónde te veo,

te me escondes fractura de ser,

voy nadando en el reflejo,

vorágine de vorágines,

busco la llaga originaria,

mi sentido y verdad,

y no sé si ella es dispersa

o sólo yo,

sentido y verdad,

esa es la llaga originaria,

nuestro génesis.

¿La nada puede llegar a tener sentido?


Fr. Jesús Manuel Silván

06.01.15/Zapopan JMSG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s