Silencio y distorsión,

parece todo calmo he impasible,

el viento cuenta una historia,

besos oscuros en el suspenso del fraude,

aguas negras se vierten entre mis dedos

y la piel asfixiada por aquella,

aquella que muerde mis labios.

Los hace sangrar.

Lo hace llorar ante el árbol donde bailan las hojas,

donde estoy de pie,

incursionando mi mochila de viaje,

sólo ceniza, las cicatrices con etiqueta de caducidad

pero en frasco de conserva,

tan frescas como el primer día de su nacimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s