Déjame decirte algo de mí;
tienes que mirar mis heridas
y partes intactas;
soy eso:
intacto y herido,
soy la herida misma del devenir
y también el cúmulo de un agua mansa.
Tienes que sentir la aspereza
de mi existencia gritante.
No puedo negar la sangre que corre,
la que se ha secado
y da paso a nueva piel.
Tienes que palpar mis áreas no tocadas,
porque hay rincones expuestos
pero soportan,
tiemblan,
pero al menos hay algo fuerte…
por ahora.
Esto es escueto
pero de esta multiplicidad
es que soy uno,
conviviendo entre dientes y pétalos.
Y eso me gusta:
dientes y pétalos.
Anuncios

4 comentarios en “Dientes y pétalos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s