Tener el rostro desnudo tiene un mensaje: estar a la disposición del otro. La desnudez del rostro promete así el don mutuo de los interlocutores en su libertad. Por eso muchos no quieren ser vistos y se ocultan, modifican el rostro porque desean que no se mire su limitación, ya que mostrarse con el rostro desnudo es abrirse al juicio de la mirada.

Anuncios

4 comentarios en “De rostros y otras cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s