Caminé en tu tierra negra

y me diste mejillas de adobe

para acariciar en el caminar,

voy en el murmullo,

te vistes de tejidos caleidoscópicos

y cubres tus manos morenas

que portan semillas de vida,

nace cada mañana

cuando descobijas tus muslos

de la silenciosa neblina

y exhalas un olor a grano,

café, cacao,

oro de la tierra,

hijos de tu vientre,

ofrenda oculta que bebe de tu pecho;

soy fruto tuyo,

tierra de tu tierra,

semilla de tu semilla…

gracias madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s