Escritorio como confesionario

Sólo con la luz de una pequeña lámpara

la luz de las ideas y abstracción,

una simple hoja que acaricio como la amada

la amo como una enamorada

y al seduzco con el elixir de la tinta,

líneas de seducción.

Dejo que caigan gotas de nostalgia

que dancen las frases en la forma tribal del espíritu

o desgarren sus vestidos ante la tragedia,

y se vuelve una paleta de sentimientos

esparcidos en el óleo de la vida.

Jornal que comienza besando al aire

los labios de la dulce musa,

remando hasta alcanzar su cabello

impregnado de jazmín,

dejar en mis dedos el aroma para retratar.

¡Te mueves!

Giro mi rostro y besas mi oído,

cierro los ojos y acaricias mi mejilla,

te escondes del tacto para sentirte sólo con el corazón,

y el corazón impávido ante tu ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s