PASOS DE SEQUEDAD

Había un caminante;

Sólo sabía andar entre piedras,

detestaba el sendero hecho,

prefería la dureza de la roca

y el silencio del cardo.

Decían que su mirada era gris

como la piedra que tiene sed;

su voz nunca fue escuchada,

se perdía entre el murmullo

de los cerros

y las ramas secas,

caminaba lento

con dos gotas de agua en la lengua,

una para ahogar sueños

otra para ahogarse a sí mismo.

Nunca ahogó nada,

tenía miedo de no tener algo

que matar.

Creo que caminaba para morir

pero el sol sólo doraba su piel

y la tierra no lo reclamaba,

lo sentía ajeno

como agua en el desierto.

Andaba y andaba

Para que lo reclamara algo,

alguien,

pero todo era tan ajeno,

ajeno…

como si todo pudiera ser conocido.

Y andaba y andaba.

18.05.15/Zacatecas JMSG

Anuncios

2 comentarios en “Pasos de sequedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s