TENGO UN ESCUPITAJO EN LA MANO

 

es el asco de todo lo ensayado,

de las palabras propiamente dichas

-falsamente-

que van vestidas de exceso y brillo

-consecuentemente-

y que componen el vals de la desdicha.

 

Estoy cansado del protocolo,

de tener los pasos contados

y la amplitud de la sonrisa adecuada,

como si todo se arreglara con piropos

y tan sólo quiero estar solo.

 

Ser descortés conmigo

llevar mi cuerpo de nuevo al insomnio,

decirle: oye tú, viejo amigo,

ven y quítate la playera,

camina descalzo, con el alma abierta,

desgarra tus pies, la lengua,

quítate toda la lepra,

orina a la luz de la luna conmigo.

 

26.01.17/El Izote jmsg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s