¿seríamos los más felices?

¿Dejaríamos de llorar a media noche?

¿Apagaríamos la lámpara de la mesita nocturna?

¿Terminaríamos  de leer aquel libro

que se leía con el corazón?

¿Las cosas tendrían sentido?

¿Moriríamos con el recuerdo?

 

Ya no sé si duele más

abrir mi mente ante el recuerdo

o cerrarla para dejar de gritar

y que todo se pierda,

todo se vuelva nada,

y luego quiera que esa nada

vuelva a ser el canto de los años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s